Introspección

A pesar de que en nuestro país la TI parece tener poco impacto (al menos en el sector público), es decir, que sea una muñeca fea (como leí en un editorial por allí y que esta semana publiqué), sigo siendo de la idea que todavía lo mejor está por llegar.

Tal vez el tema de la IA está sobrevendido, sobrecalentado y en algunos casos solo sea una frase de “mercadotecnia”, creo que las apps tienen mucho todavía que avanzar en el tema de ser inteligentes (ahora lo llaman automatización robótica de procesos o Process Robotic Automatization). Es decir, como ya lo he mencionado en el pasado, lo de smart en los phones todavía le falta camino, y esto ya sea Android o iOS. La capacidad de cómputo que tienen las chunchas que hoy llevamos todavía está a mi juicio subutilizada y como ven algunos creo que las apps verdaderamente inteligentes todavía están por llegar.

Y luego viendo que están anunciando más de lo mismo en smartphones, solo que más caros, como que la cosa no ayuda. Definitivamente estoy pensando que los grandes de la tecnología ya dejaron de beneficiar al consumidor y han apagado a la competencia.

Probablemente algunos se preocupen por el “quantum computing”, pero creo que todavía al modelo actual le queda algo de combustible para entregar algo que mejore en realidad la experiencia del usuario, dejando a un lado el que el usuario se tenga que adaptar a la tecnología (y eso sin tocar el tema del software de los bancos, que francamente deja mucho que desear).

Es cierto, las preocupaciones actuales de muchos directores generales son las 3C’s (Ciberseguridad – aunque no en todas partes como por ejemplo México, Clima y Cultura). El clima no se refiere al laboral sino al cambio del clima y la de la cultura si se refiere a la organizacional, de innovación y transformación digital. Sin embargo, la experiencia al usuario (y al colaborador) son temas que no debemos dejar a un lado. Es por ello por lo que necesitamos aplicaciones más “inteligentes” y que nos ayuden en el día con día. Y no terminar deprimidos por lo que vemos en las redes sociales (que ya hasta un minuto en ellas resulta extremadamente tóxico). El tema al final del día no solo está en el decir, sino en la consistencia en el hacer. “Walk the talk” le dicen por allí y entre la raza le dicen peor.

Antes de terminar el editorial de hoy, veo que IBM y Huawei ya vieron que en América Latina existe potencial para la nube, aunque todavía está en ciernes, y estarán reforzando su infraestructura en Brasil y Chile respectivamente para atender estos mercados y al de AL. Además, Banco de México se prepara para que este fin de mes entre el CoDi, esperemos que puedan darle una ajustada al SPEI y que no se vaya a caer como sucedió este pasado viernes.

Eso de que no exista competencia en ese tema probablemente no sea tan bueno. Esperemos que en realidad el problema de SPEI de este viernes pasado sea en realidad por una carga inusual, aunque esto no deja mucho bueno que decir. En una entrevista que escuché hoy por la mañana al presidente de la Asociación de Bancos de México expresó que Banxico está trabajando para que el SPEI opere al 100 y que soporte CoDi, que de acuerdo con él, va a tener muy buena aceptación. Veremos y diremos.

No me extenderé más hoy ya que tanta información que leo me tiene abrumado, preocupado y desconsolado sobre lo que sucede en nuestro querido terruño. También han de ser estos casi 22 años de editar BitCasting. Así que para no arrunarles el miércoles, más allá de lo que Fernand pueda hacerlo, aquí le dejamos hoy, esperando un mejor mañana. Recuerdo cuando migré un centro de cómputo un día antes de empezar el huracán Gilberto el 15 de septiembre de 1988, pero bueno, ya lo pasado, pasado. Nunca olvidaré el río Santa Catarina que se veía como río.

Que disfruten de un excelente día.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.
El número del día de hoy es patrocinado por CoSpace.

Imagen de Rohan Makhecha en Unsplash

Acerca de

Chief Technology Officer at CITI Value in Real Time.

2 Comentarios

  • Miguel Castañeda 4 septiembre, 2019 a las 1:08 pm Responder

    Excelente editorial David, no había tenido un el gusto de leerte a pesar de que me llega el boletín. Saludos!!

  • David Treviño 11 septiembre, 2019 a las 10:08 am Responder

    Muchas gracias.

Deja un comentario