El viernes de la semana pasada me llegó el Oculus Quest 2 (después de que por alguna extraña razón estuvo en la aduana por espacio de 4 días aunque lo compré por Amazon México, a de ver sido el clima o el apagón, además de que no se cumplió con la fecha de entrega), el nuevo modelo de visor de realidad virtual de Oculus, empresa de Facebook. Ya he usado visores de RV, tanto el DayDream de Google como el Gear VR de Samsung, estos necesitaban un smartphone en el visor. Ambos “headsets” ya fueron descontinuados por sus respectivas empresas.

El Oculus Quest 2 es un dispositivo independiente que cuenta con la plataforma Qualcomm Snapdragon XR2, tiene una frecuencia de “Refresh” de 72 Hz y puede ser configurado en algunos casos a 60 Hz. Su resolución es de 1832×1920 pixels por ojo. Utiliza rastreo “inside out” y 6DOF además de que cuenta con 6 GBytes de memoria principal, el modelo que compré es el de 256 GBytes de almacenamiento.

La realidad es que me había mantenido alejado de comprar uno, pero por una recomendación me atreví a comprarlo. La razón por la que me mantenía alejado es que como uso lentes graduados mi experiencia de uso con el DayDream y el Gear VR no fue la mejor. 

Si bien estaba escéptico al dispositivo en un principio, después de usarlo brevemente me llamó la atención su tiempo de respuesta, interactividad y calidad de imagen. Creo que tiene más tecnología de lo que su precio indica. Veo que es una herramienta con bastante potencial. Se me hace que el precio al que lo están vendiendo está subsidiado ya que quieren aprovechar la fatiga por la pandemia y que mejor escusa para la realidad virtual que la contingencia. 

Se ve que le han metido tiempo al espacio virtual los de Oculus (con la desventaja de que es de Facebook) y es claro que la empresa de redes sociales quiere que su siguiente generación de interactividad sea en el mundo virtual.

No, todavía no es “Ready Player One”, pero creo que ha avanzado desde el 2017 que es cuando probé el DayDream y el Gear VR. Y francamente no me quiero imaginar lo que podría suceder en este tipo de dispositivos en tres años más. Me llamó mucho la atención el “hand tracking” (rastreo de manos) y la funcionalidad que permite (adicional a los controladores de mano), así como los comandos de voz y la calidad del audio que aunque promedio, el sonido espacial compensa la calidad del audio.

Desgraciadamente mi experiencia de uso de este dispositivo se ve limitada ya que uso lentes graduados y sigue siendo un reto usarlos con el visor de RV. Aunque aquí encontré algunos consejos.

Así que si no usan lentes, la realidad virtual como está en estos momentos puede ser una buena opción. Para los que usamos lentes, esperemos que en el futuro las cosas cambien. Eso sí, existen algunas otras alternativas, pero por su precio se me hace una buena alternativa para entrar al mundo virtual.

Soy de la idea que los anteojos de realidad aumentada darán al espacio virtual otra dimensión, claro que deberán asociarse con empresas de lentes de graduación (al menos existen dos que ya lo hacen), esto para los que tenemos problemas visuales. Sí, es cierto, que podría usar lentes de contacto (aunque a algunas personas les ocasiona molestias).

En México, Apple finalmente libera Apple Pay, supongo (aunque no debería suponer) el reto, fue la integración con las instituciones financieras, ya que muestra muy buena integración. Por ejemplo, si bloqueas una tarjeta en el sitio web de un banco, casi inmediatamente aparece en Apple Pay la tarjeta en cuestión como inactiva.

Que disfruten de un excelente día.

BitCasting es posible gracias a Insight Level y CITI Value in Real Time.
 
El número del día de hoy es patrocinado por Squid

Photo by Jessica Lewis on Unsplash

Author

David Treviño

Chief Technology Officer at CITI Value in Real Time.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *